domingo, 8 de septiembre de 2019

Economía y Felicidad


ECONOMÍA Y FELICIDAD

¿La felicidad y la economía, binomio inseparable? ¿El dinero, no hace la felicidad? Lo que si está demostrado, es que los fracasos y las crisis económicas, generan infelicidad.

F.I.B.  Felicidad Interior Bruta, este concepto nació o se acuñó, en contraposición al conocido término P.I.B. Producto Interior Bruto,  en el año 1972, en el pequeño país asiático Bután, que como estado se propuso un reto novedoso, incorporando a un pensamiento distinto, una forma de ver y hacer las cosas, utilizando como datos de riqueza un indicador de felicidad de sus habitantes y midiendo este nivel de felicidad. España, según esta método ocupaba el puesto 23 del ranking mundial.

Indicar, que este método que sólo contemplaba 180 parámetros relacionados con Salud y Cultura, en pocos años se dieron cuenta que era incompleto, viéndose obligados a incorporar parámetros relacionados con Economía. La realidad, es contundente.

No es fácil encontrar unanimidad en las definiciones de felicidad. La que nos ocupa, la de los economistas, parece que la más aceptada es: ¨analizar la evaluación de la vida en su conjunto (satisfacción vital) y las emociones que surgen en el día a día (bienestar emocional)¨.

En mi opinión, el objetivo de las políticas económicas, es la de procurar, favorecer y a ser posible optimizar, la felicidad de los ciudadanos. En consecuencia, este objetivo debería ser el centro de cualquier análisis y por supuesto de cualquier medida que se tome desde las Administraciones. ¿Parámetros o Indicadores, que debería contemplarse? economía macro y micro, salud, cultura, situación laboral, calidad medioambiental, sostenibilidad, ciclos vitales….y el que cada uno de ustedes considere. 


Según Alfio Bardolla, autor del libro ¨El dinero te hace feliz¨, en entrevista en la revista Emprendedores, ser rico es un hábito y un estilo de vida, también lo es el ser pobre. Asimismo, es la mente la te vuelve rico o pobre, feliz o infeliz, el dinero es solo un amplificador que actúa aumentando lo que ya eres.

El Sr. Bardolla, resalta la importancia de la ¨inteligencia financiera¨. La define, como el arte de aprender y practicar las reglas que gobiernan la riqueza. En su opinión, la actividad de producir dinero cumple el principio 80/20, correspondiendo el 20% a la técnica y el 80% a la psicología.

Como personalmente soy más modesto, mi ilusión es que la sociedad tuviera la suficiente y necesaria ¨educación financiera¨. El dinero, nos guste o no, es como la sangre al cuerpo, es necesario. Cualquier persona, cuanto antes empiece a formarse y a tener conocimientos financieros, antes tendrá una visión y capacidad para gestionar su propio dinero y patrimonio. Como en todo, la educación es fundamental.

En repetidas ocasiones, he dicho (al estar plenamente convencido), que la reciente crisis, hubiera sido menos crisis, con un mayor conocimiento financiero en general de la sociedad. ¿Cuanta infelicidad…ha generado esta crisis?

En la misma medida, para los emprendedores, una mejor educación financiera les permitirá gestionar y administrar más eficientemente su negocio y ser más competitivo. Regla, que sirve para cualquier proyecto o ámbito, personal, familiar, colectivo, empresarial…

Para finalizar, como el concepto felicidad es muy relativo, y no quiero compararme con nadie, si no alcanzo la felicidad con el dinero, me conformaría con poder mantener el estado del bienestar.
  

Miguel Ángel OTÍN LLORO




No hay comentarios:

Publicar un comentario