jueves, 19 de abril de 2018

Startups vs Pymes


STARTUPS vs PYMES

¿Es lo mismo una startup que una pyme? En mi opinión, no. La definición de pyme, pequeña y mediana empresa, todos lo tenemos más o menos conocido y claro. No obstante, con frecuencia se menciona a determinadas pymes, con la terminología startup, sin ser exactamente lo que personalmente entiendo como una startup. Voy a intentar aclarar el concepto de unas y otras.

¿Qué particularidades o diferencias determinan si una empresa es startup o pyme tradicional? No existe una definición absoluta, y evidentemente hay algunos elementos comunes, pero en mi opinión las particularidades son muy concretas. El hecho de que un proyecto emprendedor, nazca con una previsión de crecimiento rápido, filosofía innovadora, enfoque global… no determina pueda definirse como startup.

Para conocer mejor el tema, creo es bueno conocer los sistemas: Sistema Startups vs Sistema Pymes. Voy a buscar la referencia de cómo funcionan ambos sistemas en San Francisco y Silicon Valley, la meca del emprendimiento y las startups. Reitero lo de ¨sistemas¨ en base a que son dos ¨caminos¨ perfectamente definidos y posiblemente paralelos. Pienso que escribo con cierto conocimiento de causa, motivado por mis visitas a SBA, SBDC, Score Mentors, o el Spain Tech Center.

SBA - US Small Business Resources  (Administración de Pequeños Negocios de los EE.UU.) es el organismo de la administración federal estadounidense, que dirige, coordina y gestiona las acciones, para apoyar y potenciar a la empresa tradicional o pyme. Es un departamento del gobierno federal o nacional, con sedes en todos los estados. Sus programas atienden a emprendedoress, microempresas y pymes (sean de la edad que sean), pero cuya actividad principal no sea tecnológica. Su lema, es: Ayudar, aconsejar, asistir y proteger en la medida que sea posible, los intereses de los dueños de pequeños negocios.

¿Cuáles son sus principales actividades? Las principales acciones van dirigidas al asesoramiento a los emprendedores con proyectos en su fase inicial, asesorándoles en el diseño y elaboración de sus modelos de negocio, enseñar a planificar, organizar y administrar la empresa, apoyo al crecimiento de las empresas, organización de eventos y encuentros (prácticamente a diario) relacionados con el mundo del emprendimiento y del pequeño empresario, ayudar a calificar a las pymes para que puedan contratar con el Estado, financiar directamente proyectos emprendedores y de pymes (préstamos de hasta 50.000 dólares) o según la naturaleza de la financiación necesaria avalarles ante los Bancos, y localización de posibles subvenciones. Asimismo, están dotados de las herramientas de apoyo necesarias.


En el tema de asesoramiento se apoyan principalmente en Score Mentors, organización similar a nuestro Secot. Más de 12.000 profesionales jubilados voluntarios, colaboran con los emprendedores y pymes. No realizan ¨estudios de viabilidad¨, el solicitante debe ser capaz de elaborarlo y llevarlo confeccionado (como primer filtro). Si, son especialistas en ¨modelos de negocio¨, siendo las metodologías más utilizadas DAFO y Canvas.

En algunos estados como California, el apoyo y asesoramiento a las pymes, se refuerza en base a acuerdos de cooperación y colaboración de SBA, con un organismo complementario y propio del estado. SBDC Smalls Business Developmen Center (Centro de Desarrollo de las Pequeñas Empresas) depende del Departamento de Empleo y Desarrollo del Estado de California.

Respecto a las denominadas Startups, el sistema, o ecosistema creado en la citada zona, ¨startup es igual a tecnología¨. Aunque evidentemente no es la misma definición, se entiende que para una empresa sea calificada como startup y pueda ¨moverse¨ por el específico ecosistema, debe utilizar la tecnología como elemento base de sus actividades y para el desarrollo de sus productos o servicios.

Voy a poner un ejemplo de empresas conocidas de nuestro entorno. Se consideraría startups a empresas como TAP Consultoría o Nova3Interactiva, puesto que utilizan la tecnología para desarrollar sus actividades y productos. No se consideraría startup a Funidelia, qué a pesar de facturar más de 12 millones de euros en ventas online, no utiliza la tecnología para el desarrollo de su actividad, aunque la use para acercarse al cliente y ¨vaya como un cohete¨. Podoactiva, cómo para realizar sus estudios biomecánicos la tecnología es un componente parcial, tendría que ir a San Diego, ecosistema especializado en biotecnología.

El ecosistema startup, es un sistema muy profesionalizado. Entre otros aspectos, significa que los mejores consultores, los mejores profesionales especializados, se centran en este sistema. Circula ¨la leyenda urbana¨ de qué si un proyecto emprendedor no puede pagar 1.000 dólares en un asesoramiento de un consultor profesional, mejor que no empiece. Factor importante es el rol que desempeñan las Universidades, verdadero motor de este ecosistema, por sus materias formativas, y fundamentalmente por su capacidad de atraer talento.


Pero la verdadera clave son los inversores/business ángels, promotores e impulsores de muchos proyectos. Una circunstancia muy potenciada, es que casi todos los directivos de grandes empresas, son a la vez inversores en pequeñas empresas. Las metodologías más utilizadas para el estudio de los modelos de negocio son el Lean Startups y el Gráfico de Gartner. Los eventos y encuentros, también programados a diario.

En Silicon Valley, existen más de 15.000 startups, con un total de más de 2 millones de trabajadores. El 28% de las inversiones mundiales en empresas en fase de desarrollo son captadas por sus compañías. En España, Barcelona es la ciudad con más startups, unas 1.000.

En mi opinión, la principal diferencia del sistema español, con él mencionado de Silicon Valley es notable. En Aragón, España… hay muchos intervinientes, viveros, incubadoras, aceleradoras, muchas entidades intentando atraer a los emprendedores. En Silicon Valley, el sistema se ha creado al revés, son los emprendedores, con sus iniciativas, sus proyectos… los que atraen a los intervinientes, especialmente a los inversores, creando un sistema mucho más concentrado y especializado.

Me encantaría ver: “Huesca Ciudad Emprendedora”. No es difícil ni complicado crear en Huesca un ecosistema emprendedor, sea en pymes o en startups. Reúne todas las condiciones, sólo es cuestión de aunar esfuerzos y sobre todo voluntades.


                                                                                                     Miguel Angel OTIN LLORO


Publicado en DIARIO DEL ALTOARAGÓN "Suplemento Económico" 25 de abril 2018








No hay comentarios:

Publicar un comentario